Cada vez más niños reciben la visita del ‘Anguleru’ la noche del 24 de diciembre

Si el día de Nochebuena uno permanece atento a los mares y ríos del Principado puede llegar a vislumbrar a un pescador que, vestido con un chubasquero amarillo, botas de agua y un gorro de lana negro, surca el río a toda prisa montado en una pequeña chalana llena de regalos. Su nombre es el ‘Anguleru’ y su misión conseguir llegar a todas las casas de los niños asturianos que le han escrito cartas antes del amanecer.

Hace muchos años los ríos de Asturias estaban llenos de angulas, y muchísimos pescadores acudían diariamente para capturarlas, pero poco a poco las angulas empezaron a disminuir y con ellos los anguleros y anguleras que emigraron hacía aguas más productivas. Uno de ellos, en cambio, seguía yendo a pescar todas las noches antes de Navidad para poder repartir el dinero que sacaba de la venta de las angulas entre los más pobres del pueblo. La naturaleza recompensaba su solidaridad llenando, en esas fechas tan señaladas, su sedal de angulas una y otra vez. Hoy en día, cuentan los más ancianos, este hombre vive de la pesca en el mar de los Sagazos, en el océano Atlántico, pero unos días antes de Navidad, en el solsticio de invierno, regresa para coger angulas que luego vende para poder comprar regalos y repartirlos a bordo de su lancha, ‘L’Angulina’.

Debido a las arrugas que surcan su frente y su poblada barba marrón, el ‘Anguleru’ aparenta mucha más edad de la que en realidad tiene y es que, aunque pueda parecer sorprendente, este excéntrico personaje tiene tan solo 10 años. El Papá Noel asturiano nació en 2008 en la pequeña localidad minera de San Juan de las Arenas. Su creadora fue la Asociación Cultural Garabuxada que, viendo la fama que iba adquiriendo el Papá Noel anglosajón entre los niños que regresaban al pueblo por Navidad, quiso crear una tradición propiamente asturiana y promocionar, de esta manera, la cuenca del Nalón.

El ‘Anguleru’ fue sorprendentemente acogido por niños y padres en San Juan de la Arena, y pronto su figura se extendió por toda Asturias. Fueron los profesores interinos que vivieron el éxito del primer año del ‘Anguleru’ los que al cambiar de colegio decidieron llevarse consigo esta idea para poder aplicarla también en otros pueblecitos. El proyecto empezó a coger impulso, y pronto familias, colegios y ayuntamientos quisieron ser partícipes de esta nueva tradición que nacía.

Hoy en día la ‘base general’ del ‘Anguleru’ se encuentra en el acuario de Gijón. Allí los ayudantes de este mágico pescador acumulan las cartas que reciben desde todos y cada uno de los rincones del Principado y también, desde allí, se programan durante el mes de diciembre videoconferencias para que los pequeños de la casa puedan hablar con el ‘Anguleru’ que en estas fechas todavía se encuentra trabajando en el mar de los Sagazos. Pero no es Gijón el único lugar en el que se realizan actividades. El Múseo de Luanco ya se está organizando para convertirse en su casa mientras dure su estancia en Asturias y el faro de Candás ya está listo para señalarle la ruta que debe seguir. El ‘Anguleru’ desembarcará como todos los años en San Juan de la Arena, y en un tiempo récord visitará decenas de colegios. El día 24 desfilará en la cabalgata que San Juan de la Arena hace en su honor, y el 25 ya estará regresando al océano Atlántico después de haber repartido juguetes e ilusión entre muchísimos niños de Asturias.

Rechazo al ‘Anguleru’

Aunque este mítico personaje se ha extendido a un ritmo vertiginoso -ya aparece en los libros de cultura y llingua asturiana- no todo el mundo lo conoce. De hecho, son todavía muchos más los niños que no reciben sus regalos que los que los reciben. Además, también hay personas que no son partidarias de celebrar esta nueva ‘fiesta’. «No entiendo qué necesidad había de crear a este personaje, en Asturias siempre han existido los Reyes Magos, no era necesario ni el ‘Anguleru’ ni Papá Noel. Si seguimos así vamos terminar extinguiendo la fiesta del 6 de enero. Con mis hijos solo celebramos los reyes» argumentó César Cudeiro frente a la cola de niños que esperaban para hablar ‘online’ con el pescador.
La Asociación Garabuxada sabe que no a todo el mundo le gusta el ‘Anguleru’ pero señala que este mágico pescador no trata de competir con los Reyes Magos. En su historia se cuenta que es primo de Papá Noel, de modo que cada familia puede elegir que tradición seguir el 24 de diciembre. «No tratamos de imponer nada, solo presentamos una alternativa más. Mucha gente explica que no le gusta el ‘Anguleru’ porque es un invento moderno y no una tradición, pero todas las tradiciones tienen que surgir en algún momento» reflexionaba Fernando González integrante de la Asociación Garabuxada y uno de los creadores del ‘Anguleru’.

Esta noticia ha sido publicada por la alumna Covadonga Rodríguez Juan, como parte de los ejercicios del Máster de periodismo 2017-2018

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.